SATSE Toledo reclama a las Gerencias de Primaria contratos estables, dignos y prorrogables

08 mayo 2020
Enfermera toma la muestra de sangre de un Policía para efectuar un test de COVID-19

El Sindicato de Enfermería pide que se refuerce la plantilla de Enfermeríaen Primaria ya que liderará el proceso de desescalada, además de retomar la actividad ordinaria.

El Sindicato de Enfermería, SATSE Toledo, ha reclamado a la Gerencia de Atención Primaria de Toledo y de Talavera que refuercen la plantilla de Enfermería y que oferten contratos estables, dignos y prorrogables de igual duración a la de la crisis sanitaria provocada por el virus Covid-19.

SATSE considera que dado que el Ministerio de Sanidad ha decidido que sea a través de la Atención Primaria desde donde se proceda a detectar precozmente los casos de coronavirus mediante la realización de pruebas diagnósticas a personas con síntomas leves en un plazo máximo de 24 horas, y realizar el tratamiento y seguimiento si éstos no requieren ingreso hospitalario, los Centros de Salud tendrán que crear un nuevo circuito asistencial para atender a los pacientes afectados por coronavirus que requiere de recursos concretos tanto materiales como humanos, además de retomar el funcionamiento ordinario.  

 Por ello, SATSE reclama a las Gerencia de Atención Primaria que realicen un nuevo cálculo de sus necesidades de recursos “y que de una vez por todas ponga fin a la realización de contratos precarios por días, o incluso por horas, y asegure una plantilla de personal eventual estable y conocedora de este ámbito mientras dure esta crisis sanitaria”, tal y como señala la secretaria provincial de SATSE Toledo, Gemma Torrejón.

A todo ello hay que añadir que los profesionales tienen pendiente el disfrute de sus vacaciones, así como de los días libres generados por la cobertura de turnos extra durante las últimas siete semanas, por lo que a la vista del reto que hay por delante, SATSE considera que la precariedad de los contratos de Atención Primaria es una de las grandes tareas por abordar y para la que no hay excusa para ser revertida.

Para SATSE una plantilla estable y conocedora de este ámbito repercutirá en la mejora de la asistencia tanto general como en lo que concierne al proceso de desescalada, en la capacidad de reacción en caso de rebrote o de complicación de la pandemia en cualquiera de sus posibilidades, además de en la dignificación de las condiciones laborales de los profesionales, en el aumento de la productividad y en la motivación y el bienestar de las plantillas en su conjunto, como apunta Gemma Torrejón.